Tratar tus encías ayuda a reducir tu tensión arterial

Blog de Centro Dental Casher

Consejos sobre la salud y el cuidado dental

26 ene

Tratar tus encías ayuda a reducir tu tensión arterial

Nuevos estudios confirman que una boca sana es buena para tu salud, en este caso unas encías sanas ayudan a controlar tu tensión arterial.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) alerta que la hipertensión arterial es la primera causa de muerte natural en el mundo. Más de 1000 millones de personas en todo el mundo tienen la tensión arterial alta. En España esa cifra alcanza los 14 millones de habitantes. Cifras escalofriantes que hay que tomarse muy en serio, tener la tensión alta no es niguna tonteria, ya que aunque por sí sóla no causa la muerte sí puede provocar accidentes cerebrovasculares, infartos de miocardio, problemas renales; también produce problemas oculares que aunque no son letales, pueden comprometer tu vista. 

La hipertensión arterial la podemos definir como una enfermedad crónica en la que la presión sanguínea está aumentada de manera prolongada. Esta presión sanguínea se mide con dos valores: la presión sistólica y la presión diastólica, ambas se miden en milímetros de mercurio(mmHg). Reciben estos nombres por la sístole y la diástole. Estos son los movimientos del corazón.

La sístole es el movimiento en el que las fibras musculares del corazón se contraen para bombear la sangre al torrente sanguíneo y la diástole es el movimiento en el que las fibras se relajan permitiendo que la sangre retorne al corazón. La presión sistólica tien unos valores normales entorno a los 120mmHg y la presión diastólica entorno a 70mmHg.

El peligro que tiene esta enfermedad es que es silente. No presenta una sintomatología que te alerte de que la sufres, si a caso puede que te ocasione dolores de cabeza más o menos intensos. De ahí que se la denomine «la plaga silenciosa del siglo XXI». Las causas más habituales son un alto nivel de sodio(Na) en sangre por una alta ingesta de sal en las comidas, diabetes, sobrepeso, apnea del sueño, genética y la edad.

¿Qué puedes hacer para controlar tu tensión arterial?

Pues muy sencillo, debes tener unos hábitos de vida saludables. Hacer ejercicio físico suave de manera habitual, por ejemplo, caminar 30 minutos al día puede ayudarte a mantenerte en forma, quemar un montón de calorías y mantener tus valores de tensión arterial aceptables. Contolar la dieta, evita consumir alientos ricos en grasa y azúcares. Reduce el consumo de alcohol. Evita el tabaco.

dientes e hipertensión arterial

Cudiar tus dientes te puede ayudar a evitar sufrir hipertensión arterial. Según investigadores de la Universidad Sun Yat-Sen en Cantón (China), el tratamiento de las encías inflamadas ayuda a reducir los niveles de tensión arterial. El Dr.Jun Tao expuso las conclusiones de su investigación durante las Sesiones Científicas 2017 de la Asociación Americana del Corazón (AHA) que se están celebrando en Los Ángeles (EE.UU.):«nuestro trabajo demuestra por primera vez que la intervención periodontal intensiva puede por sí sola reducir los niveles de presión sanguínea, inhibir la inflamación y mejorar la función endotelial». 

En este estudio los integrantes del equipo de Dr. Jun Tao selecccionaron 108 pacientes que presentasen una enfermededad periodontal activa (periodontitis o piorrea). y niveles de presión arterial elevados. Estos pacientes presentaban mayor o menor pérdida del hueso periodontal (el que sujeta o soporta a los dientes) debido a la respuesta inflamatoria de las encías como consecuencia del acúmulo de sarro.

Este sarro se acumulaba tanto sobre por encima de sus encías, como debajo de ellas formando bolsas periodontales. Una bolsa periodontal es un espacio o cavidad que se forma como consecuencia de la pérdida de hueso que sujeta los dientes, su fondo lo forma el hueso periodontal y las paredes son la propia raíz del diente por un lado y la encía inflamada por otro.

En un grupo incluyeron a pacientes a los que se les limpiaría únicamente el sarro acumulado por encima de sus encías(limpieza convencional) y en otro a los que se les limpiaría el sarro acumulado por encima y por dentro de las encías(curetajes o raspaje y alisado radicular, y/o cirugía periodontal). En algunos pacientes del segundo grupo se realizó la exodoncia de aquellos dientes que tenían un muy mal estado periodontal y presentaban mucha movilidad y dolor. 

Los resultados fueron muy positivos en aquellos pacientes a los que se eliminó el sarro por encima y debajo de la encía. Pasados seis meses después de la intervención se redujeron hasta 13 mmHg en la presión arterial sistólica y 10 mmHg en la diastólica. Los pacientes que sólo les eliminó el sarro por encima de la encía mantuvieron sus valores iniciales.

En otros artículos de este blog ya hemos comentado como las bacterias que forman el sarro al pasar al torrente sanguíneo provocando problemas en arterias y venas. Estos problemas se producen al alterar las bacterias que invaden el torrente sanguíneo el endotelio de los capilares sanguíneos, esto es, la capa de células que tapiza la superficie internas de venas y arterias. Al alterarse el endotelio puede reducirse el  diametro de los vasos sanguíneos y aumentar la tensión arterial.

Entonces, ¿por qué es más efectivo un tratamiento que otro? Porque con una limpieza más profunda se eliminan más bacterias que con una más superficial. Al realizar una limpieza de encías convencional sólo se elimina el sarro y las bacterias que lo forman por encima de la encía, pero el sarro que queda por debajo de la encía se mantiene y por tanto pueden seguir entrando bacterias en el torrente sanguíneo generando los problemas que estamos comentando.

Para eliminar el sarro en profundidad es imprescindible realizar como mínimo un curetaje o raspaje y alisado radicular(RAR), en casos más graves es necesario recurrir a cirugía periodontal. Ambos necesitan realizarse bajo anestesia local. Una vez realizados, las encías lo agradecen mucho y los problemas y sintómatología que presentan como el sangrado, el enrojecimiento y el engrosamiento de las encías se reducen considerablemente. 

Desde el equipo de CASHER DENTAL siempre insistimos que la mejor prevención para este tipo de problemas de encías es una correcta higiene dental diaria. Como en todos los tratamientos médicos, hay una constante investigación que permite realizar tratamiento de encías cada vez más innvadores(terapia antibiótica, cirugías periodontales con resultados estéticos más satisfactorios...), pero al final el mejor tratamiento y el más barato es cepillo de dientes.

Pregúntale a la Dra. Ana del Castillo (especialista en tratamientos de encías del equipo de CASHER DENTAL) sobre todas tus dudas respecto a este tipode patologiás dentales y cómo prevenirlas. Ella y su equipo de higienistas te enseñarán la mejor manera de cuidar de tus dientes y tus encías. 

 


0 comentarios


Añadir un comentario:

[ ]
Colaboraciones: