Migrañas y salud dental

Blog de Centro Dental Casher

Consejos sobre la salud y el cuidado dental

24 sep

Migrañas y salud dental

La salud dental puede estar relacionada con episodios de jaquecas y migraña

La migraña es un trastorno caracterizado por episodios agudos de dolor de cabeza. Esta enfermedad es muy incapacitante porque provoca que el paciente no pueda ni moverse de la cama ante este dolor tan intenso.

La Asociación Española de Migraña y Cefalea (AEMICE) define la migraña como un síntoma neurológico de difícil diagnóstico que puede derivarse de diferentes factores. Afecta más a las mujeres que a los hombres y puede estar acompañado de otros síntomas como náuseas, intolerancia a la luz, etc.

Es difícil relacionar la migraña con un problema de salud en concreto, ya que normalmente se suele relacionar con múltiples factores como alteraciones del metabolismo, períodos prolongados de estrés, alimentación, etc.

Sin embargo, las últimas investigaciones apuntan que un problema de salud dental puede afectar directamente al dolor de cabeza.

Infecciones bucales

Si padecemos una infección bucal, como por ejemplo una sinusitis maxilar, es probable que este dolor se derive en una migraña. El dolor de cabeza intenso puede estar provocado por una infección bucal que, al mismo tiempo, presente otros síntomas como dolor en el pómulo o los dientes.
Las infecciones bucales deben tratarse en consulta, ya que es el odontólogo el que puede detectarlas y mandar un tratamiento antibiótico para curarla.

Bruxismo

El bruxismo es un trastorno que hemos comentado más de una vez en este blog. Consiste en morder de forma intensa e inconsciente (mientras dormimos) juntando la mandíbula superior con la inferior, lo que provoca problemas en las piezas dentales.

El bruxismo puede darse tanto en mayores como en pequeños y muchos estudios lo asocian a épocas de estrés. Este problema dental puede derivar en migrañas, provocadas por la presión de los dientes.

Para solucionar los problemas de bruxismo, los dentistas deben diseñar la fabricación de una férula de descarga para permitir, por un lado disminuir la tensión y presión en la articulación de la boca, y por otro lado, reducir el desgaste de los dientes.

Principalmente estas férulas se colocan por la noche mientras dormimos para evitar rechinar los dientes. No obstante, existen muchas ocasiones en que además es recomendable usarla durante el día, algunos ratos, ya que está demostrado que durante el día las personas también pueden rechinar los dientes.
 
Par asegurar un correcto diseño de las férulas de descarga, el odontólogo debe utilizar materiales e instrumentos adecuados, como el articulador, para dar al técnico de laboratorio la información necesaria para su fabricación.

Los errores cometidos durante la confección y diseño de estas férulas pueden conducir a problemas importantes tanto a nivel de la articulación de la boca como a los propios dientes.


0 comentarios


Añadir un comentario:

[ ]
Colaboraciones: