El Dr. Rafael Castillo recibe una medalla por sus 25 años de práctica profesional.

Blog de Centro Dental Casher

Consejos sobre la salud y el cuidado dental

13 abr

Caso del mes Abril

El apiñamiento dental es el problema más habitual por el que la gente acude al ortodoncista. Este caso se solucionó el problema con brakets quedando el paciente muy satisfecho con el resultado.

APIÑAMIENTO DENTAL: CASO REAL

El apiñamiento dental es la consulta más habitual al ortodoncista.

Los apiñamientos severos generan un problema estético que en ocasiones puede generar problemas de autoestima. También facilitan la aparición de caries y la inflamación de las encías pudiendo ocasionar cuadros severos.

En este caso el paciente acudió por que no le gustaba nada el aspecto de sus dientes. De hecho no le gustaba sonreir ya que además los dientes de arriba se los veía muy adelantados. Llevaba mucho tiempo dándole vueltas pero no se decidía sobre todo por no verse los brakets al sonreir.

 

Tras la correspondiente exploración clínica y radiológica y el análisis de modelos y cefalométrico, se observó que presentaba un apiñamiento severo y una clase II dental, es decir, la arcada superior estaba muy adelantada con respecto a la inferior; de ahí que se viese los dientes superiores tan adelantados. También se observó que le habían extraído una muela hacía tiempo y tenía caries profundas afectando a otras muelas.

Se le explicó que para solucionar su problema era necesario seguir tratamiento de ortodoncia y realizar extracciones de dientes para resolver ambos problemas.

Se le ofreció opciones de tratamiento más estéticos para evitar que así él no se viera "nada" en sus dientes durante el tratamiento(brakets cerámicos o de zirconio, ortodoncia lingual o Invisalign), pero por motivos económicos decidió colocarse brakets metálicos.

Obviamente se aprovechó el espacio de la muela ausente y se extrajeron muelas que estuviesen en peor estado, lo cuál complicaba la resolución de la relación de arcadas. Para corregir este problema se le insistió en su colaboración durante el tratamiento, y en este sentido se le pudo considerar un paciente 10.

Como la mayoría de los pacientes que se les comenta que es necesario "quitarles dientes", no le hacía mucha gracia, pero tras 26 meses de tratamiento de tratamiento vió que mereció la pena. De hecho, al final se reía pensando que al principio tenía sus dudas de que al sonreir se le fuera a ver los brakets durante el tratamiento.

Consulta más casos de éxito de Casher

Tu también puedes solucionar tu problema de apiñamiento, contacta ahora con nosotros y te informaremos de todo

0 comentarios


Añadir un comentario:

[ ]
Colaboraciones: