Caso de Ortodoncia Invisible - Septiembre 2020

Blog de Centro Dental Casher

Consejos sobre la salud y el cuidado dental

22 sep

Caso de Ortodoncia Invisible - Septiembre 2020

En el siguiente caso el doctor Pablo González resuelve un caso de apiñamiento dental severo con alneadores transparentes de INVISALIGN sin extracciones dentales.

En el siguiente caso el paciente acudió a la consulta de ortodoncia de CASHER DENTAL después de haber rechazado un tratamiento con brakets y extracción de dientes definitivos cuando era un adolescente. Después de tantos años, quería solucionar su apiñamiento dental y su sonrisa.

En la consulta el explicó al doctor González que quería evitar, como años atrás, la extracción de sus dientes y si era posible alguna técnica más estética que los brakets metálicos.

El doctor Pablo González explicó que para evitar las extracciones de dientes en tratamientos de ortodoncia se puede usar la técnica del Stripping o reducción interproximal y también la técnica de distalización secuencial de los alineadores de Invisalign. Tras la explicación del doctor el paciente solicitó el estudio de su caso.

Así pues se tomaron las radiografías, los modelos y fotos necesarios para llegar a un correcto diagnóstico. Cuando el paciente volvió para conocer los resultados el doctor González le explicó que se podía realizar el tratamiento sin extracciones y con stripping. También le propouso el tratamiento con alineadores ya que con su planificación digital se podía calcular mejor la cantidad de stripping necesario y planificar mejor la secuencia de su realización.

El paciente ya venía con la idea de usar los alineadores porque no le apetecía ponerse brakets y quería un tratamiento más cómodo y sobre todo estético, así que no tuvo muchas dudas.

Primero se realizó la planificación digital con el software clincheck y se fabricaron los alineadores. El paciente empezó el tratamiento y durante los primeros meses se comenzó el trabajo para ganar espacio con los movimientos dentles y el stripping.

Al principio el paciente estaba un poco preocupado por este procedimiento pero tras las primeras sesiones comprobó muy satisfecho que es un procedimiento muy poco invasivo y que no provoca ninguna molestia ni durante el mismo ni el postoperatorio. Tras 14 meses se solucionó el apiñamiento y se reevaluó el caso.

Se había conseguido corregir la principal preocupación del paciente pero quedaba conseguir unos contactos estables al morder, así que se realizó un refinamiento y se generaron uns nuevos alineadores. Tras 18 meses el tratamiento terminó consiguiéndose todos obejtivos propuestos: estética, estabilidad al morder y… lo más importante para el paciente: todos sus dientes en la boca.


0 comentarios


Añadir un comentario:

[ ]
Colaboraciones: